Gafas de Sol

Proteccion contra las radiaciones solares

No hay duda de que el sol nos da energía y nos transmite alegría. Pero cuidado, porque un exceso de exposición al sol puede acarrear graves lesiones oculares. Durante las exposiciones prolongadas al sol, las radiaciones ultravioletas se absorben y se almacenan en el cristalino sin poder eliminarse. Esto provoca un aumento de la temperatura y la variación de las estructuras oculares. ¿Las consecuencias? Quemaduras y abrasiones corneales, conjuntivitis, aceleración de procesos de formación de cataratas y en casos extremos degeneraciones retinianas. Las gafas de sol desempeñan el mismo papel que en condiciones normales le correspondería a la córnea y al cristalino: proteger al ojo de las radiaciones solares.

 

Lentes polarizados:  Filtros antideslumbrantes de la luz reflejada sobre agua, nieve, coches o superficies. Protección contra los rayos UV.

 

Ventajas: Incrementan la percepción de profundidad. Mejora la definición de la visión. Incrementa el contraste de los colores, que aparecen verdaderos y vivos. Previenen los puntos o manchas ciegas causadas por el deslumbramiento. Protegen contra rayos UV dañinos.

 

Indicaciones: Ideal para conductores de día, navegantes y deportes acuáticos. No deberán utilizarse para la conducción si el parabrisas de su vehículo dispone de cristal laminado polarizado.